CategoriesJardineria

La proximidad y resistencia de los árboles al mar.

¿Es un problema para un vegetal vivir delante del mar?

Para muchas plantas es un gran problema, otras resisten esta condición ambiental y otras forman parte de una comunidad marina vegetal en su hábitat natural. La sal del agua del mar levantada por el aire se deposita sobre los tejidos de las hojas y ramas, produciendo, en muchas plantas, quemaduras importantes a causa de un efecto químico y de lupa. En general, los árboles resistentes al aire salino lo son también a una salinidad moderada del terreno. En cuanto a la resistencia del aire salino y a la salinidad del terreno, podemos distinguir:

– Árboles resistentes a primera línea de mar o sea aquellos que pueden plantarse a menos de 100 metros de la línea del mar y en una situación muy ventosa.

– Árboles resistentes a segunda línea de mar. Sólo toleran la proximidad del mar si se encuentran a más de 100 metros de la línea del mar o protegidos por cortavientos, edificios etc. Toleran el viento mediano y la salinidad si no es muy fuerte.

La salinidad que se deposita en las hojas o en el suelo sólo es posible rebajarlo con agua limpia no salina.

¿Qué tienen de especial los árboles que soportan la salinidad del aire del mar?

Los que soportan más la proximidad del mar tienen alguna/s de estas características:

– Sus hojas tienen una textura áspera, una consistencia superior (hojas coriáceas).

– Sus hojas tienen pelos suaves y blanquecidos (pubescente)

– Las hojas, en muchos casos, son azuladas o grisáceas, deben su color a un revestimiento ceroso que las hace más resistente a los aires marinos.

-Las hojas disponen de poca superficie en general.

– Son árboles, a menudo, de hoja perenne. Los vientos salinos queman los brotes jóvenes de los árboles de hoja caduca no adaptados.

¿Cuáles son los árboles que soportan más la proximidad al mar?

La gran mayoría de palmeras son resistentes a la salinidad de primera línea de mar, especialmente la Phoenix dactylifera i también la canariensis y las washingtonias. Resisten igual de bien la sal procedente del viento del mar como las sales procedentes de la arena. Un phoenix, washingtonia o cocotero puede vivir perfectamente en una playa con arena como agua de riego, el agua del mar. Las palmeras de origen tropical o semi tropical también soportan la sal.

Y en general y en segundo término, son las coníferas también resistentes a la proximidad al mar.

(En el próximo escrito, listado de árboles resistentes al aire de mar)

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.