CategoriesJardineria

El clima de Catalunya y la jardineria.

La situación latitudinal del Principado, zonas climáticas templadas y tropicales, la posición entre dos mares y dos continentes y la enorme variedad geográfica del territorio, hacen de Catalunya un país con un singular mosaico de climas y con una gran complejidad meteorológica.

Pocas áreas con la extensión de Catalunya reúnen esta diversidad climática. Así pues existen grandes contrastes climáticos y meteorológicos entre unas comarcas y sus vecinas. Una buena manifestación son los totales pluviométricos que oscilan entre los más de 1.200 mm, en determinados puntos de los Pirineos, y los menos de 400 mm a poniente de la depresión central.
Este tema es importantísimo tenerlo en cuenta al practicar jardinería en nuestro país. Si, por ejemplo, una persona que vive en Gavá (delante del mar) quiere cultivar un ficus, una planta que es resistente a la sequía, al calor y el viento del mar, seguramente le vivirá muchos años pero si este mismo ficus se quiere cultivar en Begues el resultado no será lo mismo. El clima de Begues se clasifica como mediterráneo pero es sub húmedo, con influencia marítima, caracterizado por unas temperaturas más extremas con respecto a las mínimas (enfriamiento nocturno importante), y más acusado en invierno. En resumidas cuentas, una planta que es ideal para cultivarla en Gavá puede resultar un fracaso en Begues a una distancia entre ambas poblaciones de sólo 9 km.
¿Y entonces, qué debemos hacer para saber cuál es la planta que se aclimatará a nuestra población y espacio? Pues preguntar a los profesionales de nuestro garden y comentar en qué población vivimos y dónde queremos poner una planta en cuestión: a pleno sol, a los cuatro vientos, delante mismo del mar, de cara norte o de cara sur….

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.