CategoriesJardineria

No existen tierras de mala calidad pero si que existen tierras mal preparadas.

Difícilmente la tierra de un jardín es perfecta para plantar plantas ornamentales. Toda tierra tiene sus ventajas y desventajas, todas ellas necesitan de una preparación.

Por ejemplo si la tierra de que disponemos es arcillosa, pesada y fangosa, la debemos mejorar drasticamente con la aportación de arena en grandes cantidades. La aportación de mantillo, turba y estiercol contribuye a la mejora.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.